1. 首页
  2. NOTICIAS

“¿Cómo lo hicieron los chinos?”

“¿Cómo lo hicieron los chinos?”

En la primera partede la larga entrevista que realizamos a Gustavo Girado, Director de la Especialización en Estudios en China Contemporánea de la Universidad de Lanús, abordamos los detalles de este posgrado que se iniciará en agosto. En esta segunda parte profundizamos en lo que significa China en la actualidad y comenzamos preguntándole qué es lo primero que un argentino tiene que saber o entender para comenzar una relación con ese país.

Girado enfatiza que “tiene que saber que es una cultura diferente, tiene que aceptar que una gran parte del mundo no piensa de la misma manera y que el concepto del tiempo es totalmente diferente. Los negocios no se hacen como aquí y si uno tiene pretensiones de cerrar un trato por internet, por ejemplo, o de hacerlo en su primer viaje, es un error. Por supuesto, está la excepción que justifica la regla, pero no es lo que habitualmente sucede.

La experiencia indica que cuando el latinoamericano se toma unas cuantas molestias antes de ir, saca mucho mejores frutos. Las molestias tienen que ver con averiguar muy bien adónde va, conocer lo que más pueda del mercado chino respecto del producto que uno tiene, tratar de conseguir vínculos en China, porque los canales de comercialización y distribución no se dominan si no es con un socio chino. Si se quiere incursionar con un producto que ya tiene competencia francesa, alemana, italiana, norteamericana, se tiene menos poder y hay que saber asociarse con el chino más conveniente. Posiblemente esa asociación no sea del todo conveniente para el argentino porque el chino hace muy buen uso de su poder de negociación, ya que es uno el que está yendo por su mercado y no es el chino quien está viniendo por el mercado argentino. Dicho eso, el argentino puede no tener todas las ventajas que quisiera al comienzo por lo que tiene que pensar en una relación de mediano y largo plazo. Eventualmente el chino va a intentar una relación a largo plazo, el famoso "wan chi" y el argentino tiene que estar lo suficientemente abierto como para brindarse en una relación que pasa primero por lo personal y luego por lo comercial.

También sería bueno que el argentino aprenda cómo tratarlos en una reunión, sepa que no va a conocer a su partner en el primer encuentro, que no conviene hablar todos juntos porque ellos no están acostumbrados a hacerlo, que hay jerarquías que ellos respetan mucho más que nosotros, que la puntualidad se respeta más en oriente que en Latinoamérica. Eso no necesariamente habla mal de Latinoamérica, solo estoy marcando las diferencias, si los chinos viniesen a hacer negocios a la Argentina deberán acostumbrarse a que la puntualidad es algo relativo, como el tiempo lo es para los confucianos.

Cada uno tiene sus particularidades pero hay algo muy cierto, la etnia mercantil por excelencia es la china; entonces, si son los que le enseñaron a comerciar al resto del mundo, nos encontramos ante un aspecto central que no habría que olvidar, algo absolutamente icónico para saber desde dónde se parte y poder diseñar un lugar al cual llegar. Estoy parado en un lugar donde mi situación relativa es débil, porque tengo que gastar mucho dinero en irme hasta China, tengo que hacer un esfuerzo muy grande en conocerlos, gastar mucho dinero para tratar de estar allá una semana por lo menos, tengo que considerar el jet-lag y considerar que es conveniente que yo contrate un intérprete trilingüe o bilingüe y si lo conozco al intérprete es mucho mejor, que tengo que hacer tarjetas en chino y en inglés, porque en castellano no les importa …y los folletos de la empresa también. Bueno, esas son algunas de las pautas de negociación.”

Luego de este práctico punteo decidimos profundizar en cómo es la visión de Occidente de las principales transformaciones de la relación Estado-sociedad en la República Popular China en estas últimas décadas.

Gustavo Girado asevera que “a nivel global, se habla mucho de los cambios en China porque está asumiendo un rol mucho más importante. Hace 40 años China era una economía empobrecida, básicamente campesina y rural, y en 35 años pasó a ser una economía urbana e industrializada donde las pautas del mercado ya son más importantes que la planificación centralizada, pero donde el politburó sigue teniendo un rol fundamental. Esto, según nuestra mirada, es contradictorio pero es lo que está permitiendo que una sociedad muy grande elimine una impresionante cantidad de pobres de su sociedad y, a su vez, ascienda rápidamente en la escala de bienestar, a tal punto que cambia su régimen proteico pasando con velocidad de la proteína vegetal a la proteína animal. Eso nos pone en su radar porque somos proveedores de los alimentos que ahora consumen los chinos.

“¿Cómo lo hicieron los chinos?”

El Estado chino ha cambiado mucho en estos años pero no ha perdido lo esencial, que es un régimen muy estricto según la mirada de occidente, como si fuese un régimen de partido único y no lo es en la medida que existen otros partidos políticos. Pero, a la luz de lo que ha progresado la República Popular China en estas décadas, es indudable que en términos promedio han conseguido un despegue y un ascenso social tan importante que al menos merece nuestro respeto.”

Preguntamos si las políticas públicas chinas también son muy diferentes a las nuestras, a lo que Girado planteó que sí, que esto “habla estrictamente de la impresionante injerencia del Estado en la vida cotidiana de la sociedad china -y en su futuro- desde muchos puntos de vista, educativa, tecnológica, social. Aquí se podría integrar el concepto de Xi Jinping con el sueño chino que, en contraposición del sueño americano de mediados del siglo pasado, tiene características colectivas. A diferencia del andamiaje individual del protestantismo americano con preeminencia del ser humano, donde el individuo es el exitoso, en China es el conjunto. Entender el conjunto como exitoso es algo que no es propio de nuestra cultura, nosotros somos occidentales y somos hijos de la democracia liberal de occidente y en China no. Les cuesta interpretarnos y a nosotros nos cuesta interpretarlos a ellos.

En ese sentido, el Estado es omnipresente, está en casi todos los productos cotidianos en la República Popular y, en 40 años, han conseguido que eso también suceda en la sociedad argentina, porque en este momento que estamos en esta mesa, todo lo que está a nuestro alrededor tiene algún vínculo con China, desde la ropa que tengo puesta hasta el envase en donde estaba la manteca que hizo esta medialuna.”

Por eso quisimos saber cuál es la visión geopolítica que respalda la presencia de empresas chinas en América Latina, a lo que Girado responde que hay algo elemental, “primero, que como cualquier capitalista, incursiona en lo que conoce ¿y qué mercado conoce? el tecnológico, el de petróleo, el astronómico, y si no lo conoce tiene que ir con un local pero no conoce sus leyes, su forma de tratarlos y tiene dificultades. Por eso, la incursión de China tiene éxito en Latinoamérica en general en aquellos espacios mercantiles de los cuales tiene éxito a nivel global. Son muy buenos en el sistema bancario y financiero, y en Argentina el ICBC compró el Standard Bank, pero el ICBC es el banco más grande del mundo, no vino un banco de provincia china, pequeñito. Vino el banco más grande y se desplegó en todos lados, Argentina no fue una excepción.

Vienen a hacer desarrollos mineros porque tienen expertise en minería, a desarrollar energía eólica porque son los genios de la energía eólica. Vienen a plantear inversiones portuarias en Argentina porque tiene la flota mercante más importante del planeta. Se desenvuelven en donde tienen ventajas, de la misma manera que Argentina compiten en China con los productos agroalimenticios porque tiene ventajas competitivas a nivel internacional. Argentina no compite en microchips, ni en nuevos materiales, ni en satélites, sino con soja o con commodities alimenticios en los cuales desarrolló ventajas con el correr del tiempo. Las del futbol no son naturales, tiene que ver con nuestra cultura, alimentadas, estimuladas y fomentadas. Pero se puso dinero ahí, se estimuló y se generan extraordinarias camadas de jugadores que, afortunadamente, nos hacen quedar muy bien por todos lados.”

“¿Cómo lo hicieron los chinos?”

Para ir concluyendo este encuentro hablamos sobre el libro que Gustavo Girado acaba de publicar: “Cómo lo hicieron los chinos”, y dice: “soy economista y tengo una maestría en relaciones internacionales, y sigo muy de cerca, hace muchos años, la metamorfosis de los productos chinos. Yo sé que China hace 40 años vendía productos textiles de baja calidad y 40 años después vende productos satelitales, nanotecnología, o productos de alta sofisticación tecnológica. Eso podría ser natural con cualquier economía que madura; ahora, estoy hablando de una economía que estaba empobrecida y era campesina ¿qué pasa con esa economía? De esto trata el libro.

En las tres primeras partes planteo la metamorfosis de los productos que China vende al mundo y luego muestro cómo las empresas chinas han incursionado en las cadenas de valor globales en las cuales son reinas las grandes empresas transnacionales japonesas, coreanas, italianas, norteamericanas, canadienses, y van aprendiendo paulatinamente.

En el último tercio del libro intento explicar cuáles son las políticas que llevó adelante el politburó para alentar la inserción de las empresas en las cadenas globales de valor para que China aprenda, la política de ciencia y técnica de los programas públicos de investigación y desarrollo. ¿Cuál es el resultado de esto? que China es el país que más patentes registró en el mundo el año pasado y que desde hace cuatro años la mayoría de las empresas transnacionales radican sus unidades de investigación y desarrollo alrededor de las universidades chinas. A futuro la innovación va a venir matricialmente de China, con ingeniería china, pero las marcas, por ahora, van a ser Motorola, Ford, Volkswagen, Danone que tienen sucursales donde están los departamentos de investigación y desarrollo chinos. Y lo van a hacer con alemanes de Volkswagen, por ejemplo, pero ahora con ingenieros chinos. Eso es lo que no había. ¿Que consigue Volkswagen? vender en China, ¿qué consigue los chinos? aprender de Volkswagen.

Por su parte, Argentina no tiene empresas transnacionales, tiene muy pocas empresas medianas y grandes y su capital claramente está acumulado en otros sectores donde es fuerte y donde China no tiene nada que ver, justamente en los agro-alimentos. Es decir, Argentina es muy fuerte en lo que China no lo es, entonces somos fuertemente complementarios, y al tener un desarrollo complementario o China viene y aprende aquí de lo nuestro, o nosotros vamos a aprender de los chinos allá.”

“¿Cómo lo hicieron los chinos?”

NewsArgenChina 27/07/2017

Por: Mónica Baum

转载本网稿件,原则上需要书面授权,不得篡改稿件主题。本网随时有权要求第三方停止侵权行为。

本网所载内容或图片,若涉及侵权,请联系删除。

27

___________

2017/07

“¿Cómo lo hicieron los chi

En la primera partede la larga entrevista que realizamos a Gustavo Girado, Director de...

[ 微信长按识别二维码或扫码查看分享内容 ]

联系我们

400-800-8888

在线咨询:点击这里给我发消息

邮件:77510001#qq.com

工作时间:周一至周五,9:30-18:30,节假日休息

QR code